K-1, La elite del Kick Boxing

Malos tiempos los que corren para los deportes de contacto. Tildados de sangrientos, y de exponer una violencia gratuita, ni siquiera gozan de un ligero protagonismo cuando llegan los Juegos Olímpicos, casos como el Judo, Boxeo, Taekwondo….todos, deportes que en España, solamente son ligeramente considerados en los medios e incluso por el público, en sus vertientes “olímpicas”.
De acuerdo estoy, en que son deportes que no pueden visionarse a cualquier hora del día, y por supuesto no apropiados para nuestros pequeños retoños. Pero seamos claros, esas grandes veladas en Canal + las noches de los Viernes, como por ejemplo la vuelta de Mike Tyson a los cuadriláteros…..son experiencias impagables, guste, o no guste el Boxeo.
Ahora que el boxeo parece estar muy muerto y que ya no tenemos la facilidad de antaño para poder disfrutar de una buena velada, tenemos un deporte, que no está precisamente en sus inicios, y que sólo unos pocos siguen a través de canales como Eurosport y su programa Fight Club (Lunes, 21:00 horas). Unos pocos son los que lo siguen aquí en España, ya que en países europeos como Holanda y Francia, y en países asiáticos como Japón, si que tiene una mayor repercusión. Se trata del K-1, disciplina que engloba a luchadores de varios estilos diferentes: Kick Boxing, Karate, Taekwondo…y sobre todo Muay Thai, digo sobre todo Muay Thai porque de esa disciplina es de la que en mayor parte provienen los luchadores del K-1, sorprendente que por ejemplo en Tailandia, cuna de este arte marcial, no haya tanta afición por el K-1 como en Holanda y sobre todo en Japón. De hecho, los torneos más importantes de este deporte tienen sede en Japón y son eventos de gran efecto mediático en el continente asiático. 

El K-1, que se podría relacionar con otros deportes de contacto como el Pride, UFC o valetudo, a diferencia de estos, el K-1 tiene muchas más reglas, la principal diferencia es que no se permite el luchar en el suelo, y los luchadores llevan sus manos protegidas con guantes como los de boxeo, se podría decir, que es un boxeo en el que se pueden utilizar las piernas, pero por ejemplo no se puede utilizar los codos, que es una de las mayores diferencias entre el Muay Thai y el Kick Boxing, como tampoco la rodilla para hacer el típico “clinch” del Muay Thai, en el que se agarra a tu oponente por la nuca para poder sujetarle mientras intentas asestar algún golpe con tu rodilla. Son combates cuya duración es de 3 rounds de 3 minutos cada uno, si al final de estos no se ha llegado a ninguna conclusión en cuanto al ganador de la lucha, se puede recurrir a un cuarto o incluso a un quinto round de desempate. El hecho de que no se pueda luchar en el suelo hace que este deporte sea algo más vistoso y, a mi modo de ver…justo.

Una de las disciplinas que más fans tiene en este deporte, es la denominada K-1 MAX (Middleweight Artistic Xtreme), sus luchadores son todos de un peso de unos 70 Kg., y es en esta disciplina en la que, entre otros, destaca un muchacho Tailandés llamado Buakaw Por. Pramuk (1’79 m, 69 Kg.), del gimnasio Por.Pramuk de Tailandia, se trata de un chico con unas cualidades perfectas para este deporte, y eso unido a una disciplina máxima de trabajo de 8 horas diarias y 6 días a la semana, tiene como resultado haber ganado en dos ocasiones el título K-1 World MAX (2004, 2006), y haber llegado en otra ocasión a la gran final de este formato (2005) que se inició en 2002 y en el que se juntan sin duda alguna, los luchadores con técnica más depurada. Se podría decir que hay tres reyes en el K-1 World MAX, Buakaw Por.Pramuk, Masato Kobayashi (Japón, 1’79 m, 70 Kg.) y Andy Souwer (Holanda, 1’75 m, 70 Kg.), entre estos tres angelitos, se han repartido 6 de los 7 títulos de K-1 World MAX desde el 2002.

Buakaw Por.Pramuk
Masato Kobayashi
Andy Souwer

Pese a la igualdad entre estos tres luchadores, por alguna razón Pramuk ha conseguido congregar a más fans que los otros dos, quizás sea por el hecho de ser Tailandés, lo que conlleva que desde pequeño lleva el Muay Thai en la sangre, no olvidemos que en Tailandia el Muay Thai es el deporte nacional. Un buen amigo mío, practicante de Muay Thai, cuando marchó de vacaciones a Tailandia hace un año, decía: “con un poco de suerte, iré al gimnasio de Buakaw y podré verle entrenar”, yo para mi mismo pensaba, “si claro, ahí vas a tener al amigo Buakaw para entrenar contigo…jeje”, cuál fue la sorpresa para mi, que cuando vuelve de sus vacaciones en Tailandia, me enseña las fotos y me veo a mi amigo al lado de Buakaw, algo insólito. Por supuesto, mi amigo no llegó a hacer puños con Buakaw, literalmente le entró miedo, ver la disciplina de entrenamiento de todos y cada uno de los chicos de aquel gimnasio, fue un gran impacto. Hasta el más joven tenía pinta de dar unas patadas que ni siquiera te daría tiempo a intentar protegerte. En Tailandia, el culto y respeto a tu maestro es algo muy arraigado, por ello es que, Buakaw pueda ser visto entrenando en el mismo gimnasio de toda la vida y comiendo todos los días con los chavales que están empezando. Reconozco desconocer si hay algún otro motivo para que Buakaw siga entrenando en el gimnasio Por.Pramuk, es algo que se me antoja impensable aquí en Europa, y sobre todo en España. En cuanto tenemos a alguien que destaca, le atosigamos de tal forma, que tiene que terminar por marchar al extranjero par poder entrenar con mayor tranquilidad. Cierto es, que en Tailandia tampoco es que sigan demasiado el K-1, allí tienen sus propios torneos y en cierto modo están acostumbrados a ver a Buakaw todos los días, de hecho puede que allí, el bueno de Buakaw, tenga la tranquilidad necesaria para poder preparase cada año para el asalto al K-1 World MAX.

Buakaw entrenando en su gimnasio de toda la vida.


Y aquí con mi amigo (2º por arriba a la izquierda) y sus compañeros de viaje, cuando fue a su gimnasio en Tailandia.

La próxima cita para los amantes de este deporte, será el próximo día 6 de Diciembre, día en el que se celebra la final del K-1 World GP, en esta no estará ninguno de los luchadores anteriormente citados, no estarán ya que es el circuito de luchadores de más de 70 Kg. Pero hay grandes nombres como Jerome LeBanner (Francia, 1’90 m, 120 Kg.), Remy Bonjaski (Holanda, 1’93 m, 111 Kg.) y Peter Aerts (Holanda, 1’92 m, 110 Kg.).
El K-1 y los deportes de contacto en general no tienen, en España, la repercusión en los medios de comunicación que quizás a algunos nos gustase, pero eso también le hace tener un toque de exclusividad, y ese es uno de los grandes atractivos que sus fans le encuentran.
Por último, os dejo con algunas de las “perlas” de Buakaw Por.Pramuk